ROMANCE DE DON VLADIMIR

En los lejanos y felices días de la revista Chesterton y La Gallina Ilustrada escribí este romance que, lamentablemente, no ha perdido actualidad:
qqq

Vladimiro de la Rusia,
mi señor don Vladimir,
que naciste en Leningrado
y te apellidas Putín:

Ya de niño te espantaba
ir vestido de civil,
y cambiabas la merienda
por cartuchos de fusil.
Fuiste joven a la mili,
como cada tovarích
(que por ser hijo de viuda
no te libras, como aquí)
Y empezaste tu carrera
sirviendo a todo servir
a la Rusia Comunista
como espía de postín.

Pero pronto descubriste
que el oficio espionil,
con la cosa del Deshielo,
no tenía porvenir.
Y te dijo tu señora:
“No te duermas, Vladimir,
que en la Rusia, al que se duerme,
se le queda frío el pis…”

“Hazle caso a la parienta”,
te dijo Boris Yeltsín
-el del mapa de La Rioja
dibujado en la nariz-

Él te dijo: “¿Qué, te apuntas?”
Tú dijiste: “Da” (Que sí)

Y, de la forma más tonta,
te pasó el poder a ti,
porque al pobre, el higadillo
le decía: “Colorín…
Colorado…” Y de repente
¿Quién lo había de decir?
te encontraste Presidente
y ejerciendo de alguacil
del petróleo de Crimea
y del gas de Sajalín….
y del oro de Moscovia
y el armenio perejil…

Hay encima de tu mesa
mil botones o dosmil
que, si aprietas en los pares,
echas al cielo un misil…
y si aprietas en los nones,
sale el coro estudiantil
con bandurrias, balalaika…
y cantando “Katalín”.

Y menudas amistades…
de un aspecto gangsteril
que tu madre, si te viera,
no te deja ni salir:
“¿Dónde vas, Vladimirito?
¿Dónde vas, Vladimirín,
con aquél señor de oscuro
con su funda de violín?”
Y el mundo, claro… te teme:
¿Cómo no te ha de temir
si eres menos de confianza
que las encuestas del CIS?

Vladimiro de la Rusia,
mi señor don Vladimir:
En tu tierra, el periodista
tiene a veces muy mal fin…
Por lo menos el que larga
cosas feas sobre ti.
(Y hay quien dice que se exporta
de ese gélido país
cierto nuevo condimento
que es difícil digerir:
El Polonio descubierto
por Monsieur y Madame Curíe)

Vladimiro de la Rusia,
mi señor don Vladimir:
Aunque ganes elecciones,
yo me digo para mí…
que te va la Democracia
lo que a don José Stalín.

No sé qué será de Rusia,
pues depende el Hoy de ti
y el Mañana… de tus hijos:
de esos hijos de Putín.

Anuncios

LA ORACIÓN DEL SÚBDITO

Al hilo de la última cacicada de un cacique de aldea:
12eve_pray Jean Francois Millet

Uno quisiera creer que estas mezquindades eran propias del siglo XIX, de los tiempos del Galdós de Miau y La de Bringas… pero pocas cosas han cambiado menos en la España del siglo XXI que la arbitrariedad de los poderosos.

Libéranos Señor
de las destituciones fulminantes.
Mantén a Tu rebaño
a salvo de castigos ejemplares.
Preserva de la cólera del tonto
al hombre de la calle,
y no nos desampares frente a tantos
políticos cobardes.

No dejes que nos muerdan,
no dejes que nos sangren
los dientes de los déspotas de aldea,
los ogros militantes,
los buitres aferrados a la percha
de cargos digitales.

Libéranos del miedo del inútil
con grandes amistades,
del pánico del mísero de espíritu
metido a gobernante.

A Ti te lo pedimos
humildemente, Padre,
pues de estas mezquindades, en España,
no queda a salvo nadie.

KIM JONG-UN

Kim Jong un on a horse

Un sátrapa chinesco del medievo.
Contigo, repulsivo cebollino,
la nórdica Corea es el Erebo
y el pueblo está famélico y canino.

Contigo, colosal bola de sebo,
trabajan sin comer, porque es su sino:
Se nutren de fanático placebo
y torvas amenazas al vecino.

Me cago en el idílico escenario
del Pueblo Campesino y Proletario
con grandes perspectivas de futuro.

Me cago en tus ancestros, Kim Jong-Un,
y en todo lo que tienes en común
con Castro, con Stalin… y Maduro.

SE TE VE EL PLUMERO

plumero_foro

Dice Elena Valenciano que el sistema de votación venezolano es “uno de los más fiables del mundo” y pide “respeto” para el “proceso democrático”.

Lo dice doña Elena Valenciano
y pasa el proverbial castaño oscuro:
¿Qué coño de fiable y de seguro
le ves al Contaplús venezolano?

¿Pretendes que ninguno mete mano?
¿No crees, Elenita, que Maduro,
si ve que se cuestiona su futuro,
se pasa a Venezuela por el ano?

Estando como están en Venezuela,
venir con semejante cantinela
son ganas de tocarles los cojones.

Comprendo que te mole ese sistema:
si logras importar la estratagema…
no creo que perdierais elecciones.

LETRILLA TROPICAL

67131258__275x250

Un calabacín Maduro
y heredero de un tomate
cometió el gran disparate
de escalar un alto muro.

De escalar un alto muro,
para que el mundo lo viera;
y allí, con la lengua fuera,
se encendió un cigarro puro.

Se encendió un cigarro puro
de fabricación cubana…
dio la vuelta de campana
y acabó en el suelo duro.

Y acabó en el suelo duro
del corral de las gallinas…
que se hartaron, ya adivinas,
…de calabacín Maduro.

Ese fue su triste fin. ♫ ♪ ♪
Se acabó el calabacín. ♫ ♪ ♪

No se puede estar al mando ♫ ♪ ♪
si se tiene el cuerpo blando. ♫ ♪ ♪

SEMANA SANTA EN SEVILLA

sagrada_flagelacion2

¡Semana Santa en Sevilla!
Mil mujeres con mantilla
dando fuerte al abanico
y la teta al niño chico…
que el paso va con retraso,
pero, ¡ea!
¡parece que se menea!

Se presiente la saeta,
llega el eco del clarín…
Pasa un guiri en bicicleta
y, por fin,
como salidos del Hades,
cientos, miles de cofrades
como púas de cepillo…
¡Y venga a darle al palillo!
¡Qué timbales! ¡qué tambores!
¡Fuera todos los sombreros,
que está aquí el Paso, señores!
Fíjense en los costaleros,
encerrados en lo oscuro…
Sólo asoman los zapatos.
¿Serán de los sindicatos?
¡Pues seguro!

¡Y qué Paso! ¡Lo que pesa!
¡Debe ser de Juan de Mesa!
Un romano que flagela
y le está tundiendo el lomo,
pobrecito, al Ecce Homo…
¡Qué canalla!
¡Lo que pega y avasalla,
el romano con coraza!

Se le ve con mando en plaza.
Pero, espera…
¡Que el Cristo que se desmaya
es clavadito a Griñán…!
y el romano perillán
¡es la misma juez Alaya!

¡Semana Santa en Sevilla,
que es del mundo patrimonio…!
¡No te olvides, Jose Antonio,
de poner la otra mejilla!

ESTOS SON MIS PRINCIPIOS…

…SI NO LE GUSTAN, TENGO OTROS.
chacon

¿Por qué de dar la cara te escaqueas?
¿Por qué, Chacón, rechazas el botón,
y en vez de sostener tu posición,
callada en el sillón, vas y te meas?

¿Será que no te aclaras las ideas?
¿Te tira más Rubianes, el cagón,
que España y su cerril Constitución?
Con cosas de comer, tú no bromeas.

Sospechas que enfangándote en el barro
no tienes más futuro que Navarro,
un tipo que no vale ni de lastre.

Insiste, que Ferraz te necesita:
Sabrás acaudillarlos, como Evita,
con porte militar hacia el desastre.