DIA DE REYES

56802477_CamelShadow

Mientras Oriente gime y, en la Tierra,
el viento huele a pólvora y a guerra,
los niños duermen mal pensando en ellos:
Los Reyes, que se han puesto de camino,
siguiendo el resplandor de lo Divino
a lomos de magníficos camellos.

Los niños, con el ansia contenida,
no saben bien de qué, en su corta vida,
esperan, con los ojos muy abiertos.
Nosotros nos tenemos por maduros…
y, a veces, somos viejos prematuros
y, a veces, como niños inexpertos.

Lo adulto es, muchas veces, miopía;
ceguera a la alocada fantasía
que habita en lo profundo de nosotros.
La cruda realidad está tan fría…
No quiero ni pensar lo que sería
del mundo, Reyes Magos, sin vosotros.

Anuncios

OTOÑAL

hd-wallpapers-autumn-landscape-wallpaper-steps-1920x1200-wallpaper

Defíneme el otoño:
La Parca disfrazada de belleza.
La muerte engalanada.

Belleza, la hay en él, qué duda cabe…
¿Quién osará negarla
bajo la catedral de los hayedos?
¿Quién no verá hermosura serenísima
en ese desnudarse de la fronda,
la casi voluptuosa
y falsa- inflorescencia del otoño?

Ningún sultán pisara alfombra alguna
como la de sus hojas,
ni tuvo Kublai Kan gemas preciosas
como hay en sus arroyos, engarzadas
en plata blanca y verde…
¡Qué alegría,
qué intrépida explosión, tan repentina,
de rojos, malvas, ocres y amarillos!

Mas, no es aquí la vida lo que estalla,
como en la primavera…
sino la muerte misma,
alegre carrusel de la agonía
del reino vegetal.

¿A qué esas galas, pues,
oh, muerte inexorable?
¿Qué anuncias tan alegre, sino invierno:
la derrota final? ¿De qué te ríes?
¿Qué sabes, muerte, tú, que yo no sepa?

RETRATOS

hanging-pictures-wall-decorating-1

Las paredes cubiertas de retratos antiguos,
fotogramas difusos, que no tienen edad.
De personas que fueron, conservamos apenas

la apagada sonrisa por detrás del cristal.

El retrato de madres con sus niños en brazos,
personajes cercanos que vivieron ayer.
Esos rostros queridos que besamos un día…
y se fueron al sitio del que no han de volver.

La mirada recorre los paisajes perdidos,
los retazos de vida que dejamos atrás.
La memoria se obstina en volver al pasado,
que, en el fondo, vivimos tan allí como acá.

ESTAMPA

kkkk

Una amapola sola, una amapola…
en el verdor del trigo entreverada,
con el borrón carmín de su hermosura
el campo todo de pasión manchaba.

Pasión perecedera, la pasión de las flores…
y, en los hijos de Adán, el mal de amores.

ENTRE DIOS Y LOS HOMBRES

 

Su música es un orbe paralelo
que en órbitas fugaces se consuma.
Los mundos que dibuja con su pluma
se elevan sobre vértices de hielo.

Las notas, poco a poco, toman vuelo.
Emergen, como el Sol entre la bruma,
insólitos pináculos de espuma
que elevan sus aristas hacia el Cielo.

Son arcos de magnífica factura,
fachadas de imposible arquitectura:
Los dardos de Artemisa en su carcaj.

No viene de este mundo su belleza.
Podemos afirmarlo con certeza:
Entre Dios y los hombres, sólo Bach.

OLAS DEL MAR CANTÁBRICO

poihw

Esculturas vivientes,
olas del mar Cantábrico sonoras,
carabelas de espuma encadenadas.

Braman, no cantan. Hoy las olas braman.
Hoy están las amarras desatadas
y es un verde aquelarre la arribada
de las olas torcidas, bravas aguas
sobre el yunque de roca reventadas.

Sal…
El aire huele a sal
y en la fría arena hay algas.

INVERNAL

blackbird_feeding_winter

Hoy está silenciosa y amarilla la tarde.
Los minutos se estiran con felino desdén.
Todo es nítido y frío, todo es pálido y triste,
y el olor del invierno se te mete en la piel.

La nevada atornilla los sonidos al suelo
y ha acolchado las calles con espuma de mar.
Un paisaje de estampa. Todo queda en silencio.
Ni siquiera la alondra se ha atrevido a cantar.

Sólo el pobre estornino, aterido de frío,
se ha asomado al alero que esta noche se heló.
Lanzará a duras penas una nota de alambre
que atraviese la tarde como un rayo de sol.